BILBAO-BILBAO. Por Marta Sastre

La Bilbao-Bilbao con el corazón porque con las piernas….

Por noviembre creo que fue cuando Diego empezó a mover y organizarnos (gracias Diego por tantas así) en el club para hacer la Bilbao -Bilbao y el día anterior el 10K de Laredo; al final consiguió animarnos a María y a mí para que fuéramos a Bilbao, al menos a hacer 60 km todos juntos y si entrenábamos y nos preparábamos pues quizá hacerla entera, Isra nos acompañaría en todo momento (y vamos que si lo hizo, gracias Isra)

 

Llegó Marzo, nos hacía mucha ilusión juntarnos, pero esta vez especialmente. El sábado René, Rober (Lomo Plateado… a mí me gustaba más el apodo del agua… me muero de risa), Diego hicieron el 10k dándolo todo, como si no hubiera (literalmente) mañana la Bilbao- Bilbao, disfrutaron como enanos.

Carlos, Juanma y Ángel les acompañaron y animaron en Laredo. Mientras yo llegaba el viernes a Bilbao a conocer a mi sobri Marco!

Nos juntamos en Bilbao para cenar, menos Isra y María que no llegaban hasta casi las 12, por obligaciones de trabajo. Cenamos para hacer la Bilbao-Bilbao un par de veces, y a la cama con alegría, que a las 6:30 nos levantábamos a desayunar.

 

El parking de Zubiarte tenía un ambientazo a las 7.30 de la mañana increíble, casi 8mil ciclotruistas participaban en la clásica Bilbao- Bilbao. ¡Pues nada todos equipados, fotos de equipo antes de salir y en marcha!!!!!!!

 

Los 60 primero kilómetros los hacemos todos juntos, subidas llevaderas, con cuidado entre tanta gente, pero el ambiente nos empujaba. Qué alegría cruzarnos con Txema, Iosu y Luis, van a todo trapo de ánimo y ritmo! Seguimos; Bajadas con cuidado, solazo y fresquito, a gusto.

Diego, con su voz suave y cariñosa (esto léase con ironía para el que no lo conozca) nos reagrupa para llegar al primer avituallamiento, donde María y yo nos tendríamos que retirar. Paradita para reponer fuerzas y al lio, los compañeros salen a darlo todo en la segunda parte. Pero por otro lado…

Pero a ver, “¿con este ambiente?”- dice María-  cómo vamos a volver en metro a Bilbao?; tiramos un poco más a ver qué pasa?”, “venga, si, dale”; Isra saca el recorrido y nos desmenuza el recorrido restante, nos dice “cuando subáis Morga, está prácticamente hecho” así que manos a la obra, a nuestro ritmo, despacio vamos dando pedales… “que tal vas?” nos preguntábamos, “bien, y tú?” risa nerviosa y miradas de “no sabemos ni lo que nos duele de lo contentas que estamos pero ya mañana lo pensamos si eso…” y comentábamos eso, que hacía unos meses que estábamos como locas con nuestras bicis empezando a andar y ahora estamos haciendo la Bilbao- Bilbao!

Subimos Morga, como pudimos y coronarlo. Genial!!!

 

Como para un anuncio de Coca Cola está bien, pero llegar a Bilbao tan felices, tomar un poco de agua y luego ir a sacarte la foto en la meta y que desinflen los arcos de la meta…

 

Revisamos whatsups… Diego: “ nosotros ya hemos llegado a meta, dónde andáis? Avisad si hay que ir a buscaros a algún sitio?”

En resumen, una locura, claro, empezar para hacer 60 y terminar los 115, pero la satisfacción ganaba al dolor de piernas. Gracias a todos los que nos acompañaron en este viaje. (también desde Palencia, León, San Sebastián y Pamplona)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *