TRAIL COSTA QUEBRADA 2018 por Israel Villullas

Bueno pues empecemos por el principio, llevo varios meses deseando que llegase este día, me atrevo a decir que es una de las carreras que mas preparación me ha llevado y con la que mas he disfrutado entrenando.

Todo empezó hace tres años cuando el rey de la montaña me llevo a esta bonita prueba y se puede decir que ahí me picó el gusanillo. Desde entonces no he faltado ningún año, en 2017 me proclame campeón de la distancia de 10 kilómetros en mi categoría y este año había que volver, pero había que volver a la larga distancia y con unas expectativas muy altas ya que el estado de forma era casi de 10.

Salimos pronto de Palencia, a las 7 de la mañana y nos ponemos rumbo a Liencres Jorge, Maria, Rene, Roberto y un servidor. Al llegar allí nos reencontramos con el gran Juanma que rápidamente con su simpatía y felicidad que lleva siempre nos saluda y nos da un abrazo, pero … esta vez no viene solo, viene muy bien acompañado por Lety a la que va a acompañar durante toda la carrera y la cual finalizo bastante rota pero siempre con una sonrisa.

Nos ponemos a calentar un poquito y los nervios empiezan a aflorar. Besito de despedida a la Jefa (la cual había dormido solo 30 minutos porque había estado trabajando toda la noche, y aguanto muy bien el tipo) y para la zona de salida. Empezamos a ver caras conocidas y ya nos situamos en la carpa de salida.

Parece que se ha quedado un día maravilloso, menos mal que había decidido correr en cortos. Pues ya estamos, tres … dos … uno … a correr, rápidamente salimos de la recta de contrameta, me conozco el recorrido tengo que intentar volar los 3 primeros kilómetros para entrar en buena posición a la zona técnica, empiezo a correr a ritmos cerca de 3:20 – 3:15 y la cabeza de carrera esta lejísimos como a 300 metros, se nota este año que el circuito es copa cántabra y aquí esta parte de lo mejor del territorio nacional.

Entramos en el tramo técnico de la costa quebrada, se que hasta el kilometro 12 puedo seguir corriendo rápido a pesar de que sea técnico. Me encuentro muy bien fisicamente pero en el kilometro 6 una mala pisada casi me lleva al suelo, se empieza a intensificar mucho dolor en el tobillo izquierdo, me pasa de todo por la cabeza pero no he entrenado tanto para dejarlo aquí, voy a seguir corriendo, suavidad en las bajadas sin forzar y para delante, rápidamente veo por primera vez a la “manager”, con sus ánimos me da fuerza y me deshago del buff y a seguir corriendo.

 

 

Kilometro 12 paso el avituallamiento, un poco de agua y un tramillo de asfalto, recupero ritmos cercanos a 4:00 pero … cuando mas cómodo empiezas a estar, como suele pasar siempre, subida a la picota, casi 170 metros positivos en apenas 1 kilometro y medio, mis pulsaciones empiezan a subirse rápidamente y las piernas empiezan a palpitar, llegamos arriba donde hay mucho publico animando, me alivia saber que solo queda una subida fuerte. En el quince empiezo a sufrir calambres en la pierna derecha, la estoy cargando mucho ya que casi no apoyo el tobillo izquierdo para no hacerme mas daño, paro a estirar un poco, que rabia con lo bien que iba (probablemente entre los 30 primeros), me empieza a pasar gente pero no me desanimo.

 

 

Bajamos de nuevo a la carretera y ahora llega lo bonito de la carrera, se empieza a ver mucha gente animando señal de que llega la parte mas dura de la carrera, la crono-escalada, paso el arco de comienzo y ya oigo otra vez a Maria, voy bastante jodido y casi no puedo ni mirarla y justo antes de empezar a subir oigo otra voz conocida, anda si ha venido mi suegro a verme, con fuerza empiezo a subir, madre mía que duro, rápido nos escapamos subiendo un chico de por allí y yo pasando a tres rivales y al llegar arriba, rozando casi el cielo el ambiente es inmejorable, ahí esta el Tio Tolio con su acompañante animando, dejándose el gañón y dando cerveza a todos, con ACDC puesto a todo volumen y otra marea de publico.

 

 

La carrera ya casi esta acabada una bajadita, una pequeña subida de asfalto y sendero muy asquerosa y para abajo a la carretera de nuevo donde esta otra vez animándome la chica mas joven del club.

 

Ya todo es asfalto intento recuperar ritmo, ya vuelvo a correr a 4:20 pero las piernas van muy acalambradas, a 400 metros de meta paro a estirar un poco, llevo mucho dolor en el tobillo pero joder son 400 metros, rápidamente entro en los últimos 200 metros, esta todo lleno de publico y un grupo de percusión tocando y animando a los finisher.

 

 

 

Cruzo la linea de meta en 2:01:54 y posición 49 que rabia, por dos minutos no he bajado la marca que tenia en mente, pero aun así estoy contento, rápidamente me llama la Jefa máxima (la suegra), también ha venido a verme y pronto disfruto viendo llegar a mis compañeros, primero llega Evans del SoloRunners el cual me da un abrazo y felicita por la carrera, luego el gran Renoix que me recortaba distancia a ritmos asalvajados. A continuación llega Roberto y un poco mas tarde Jorge, Juanma y Lety

 

Decir que estoy muy contento de lo realizado, dar las gracias a Juanma Lopez (el mister) y los compañeros de entrenamientos, ya que hacen que sea mas fácil poder correr así y Maria por estar ahí durante todo el día animando en cada punto que podía.

 

Ahora solo queda pensar en una nueva meta, Maratón Montaña Palentina 2018.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *